El tiempo medio de venta de un inmueble puede ser de entre dos y tres meses, pero la cuestión es a qué precio se vende. Si el inmueble está en precio ideal, se vende en quince días. Normalmente los particulares ponen un precio alto que hace imposible su venta. No obstante los vendedores están ahora mucho más receptivos para bajar el precio de las viviendas. Se entiende cómo está el mercado y saben que si lo quieren vender tienen que competir con bancos, que tienen un producto competitivo avalado por una serie de valores añadidos. A quienes quieren vender su casa siempre le damos un consejo: Ahora no es momento de especular, hay que vender en el precio justo de mercado. Entendemos que es buen momento para comprar pero no porque vaya a volver a subir el precio; hay muchos de factores que te dicen que es imposible que la vivienda suba: alta tasa de paro, falta de confianza, etc. En líneas generales el precio de la vivienda ha tocado fondo, aunque es muy relativo. Hay zonas en las que el precio no bajará más; otras que tofavía tendrán un pequeño ajuste y otras donde seguirá cayendo levente. No obstante, lo que se hacía antes de comprar una vivienda para venderla a corto plazo y obtener plusvalías, no va a volver a pasar.